sábado, septiembre 10, 2011

Creí que sabía lo que era el dolor, y me equivoqué... otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hazme sonreir.